Elección del filamento…

7 agosto, 2019

La impresión 3D tiene sus secretos y lleva su tiempo lograr buenas impresiones. Hay ciertos errores que todo el mundo comete al principio, y que con la práctica pueden evitarse.

El primero de ellos es gastarse una fortuna en una impresora 3d y sin embargo buscar el filamento más barato del mercado. Error, que suele tener como consecuencia no solo unas impresiones de mala calidad, sino que incluso puede ocasionar averías y obstrucciones que al final implican comprar repuestos que hacen que salga cara la elección del filamento barato.

¿Pero por qué ocurre eso? es decir, ¿cual es en realidad la diferencia entre un buen filamento y uno malo?.
En esta serie de artículos te explicaremos lo necesario para que no te tomen el pelo:
1. ¿Qué hay tener en cuenta a la hora de elegir filamento?.
2. ¿Que diferencia un buen filamento de uno malo?.
3. ¿Cuales son las consecuencias de imprimir con filamento de mala calidad?

Diámetro

El filamento de 1,75 mm es la mejor opción porque, en primer lugar, es más común en el mercado, y por eso, al venderse más, hay menos probabilidad de que te vendan una bobina que lleva mucho tiempo en almacén, y que haya perdido sus propiedades.

Tolerancia del filamento

Con independencia del diámetro que elijas, el buen filamento no solo es bueno por la composición sino que también por la calidad de su proceso de fabricación. Marcas reconocida internacionalmente tenderán a ser mejores que marcas locales sin procedencia clara.
Si el diámetro de la bobina es irregular por ser de mala calidad, el volumen de plástico extruido variará y el software no podrá ajustar ese parámetro para compensar la variación.

Humedad

Otro factor relevante es la humedad. Por lo general, el plástico va a absorber humedad y cuanto más tiempo esté expuesto, más absorberá.
Como te estarás imaginando, el filamento de calidad absorbe mucha menos humedad que el malo, de modo que un filamento de poca calidad, una vez abierto, será peor aún con cada día que pase.

Las impurezas

Las impurezas en el plástico son uno de los grandes problemas: las Impurezas químicas producen una mala viscosidad del plástico fundido, y además estas impurezas acaban taponando la boquilla del extrusor. En algunas ocasiones, la punta no se podrá limpiar y no quedará más remedio que tirarla y comprar otra. Lógicamente, la calidad del filamento es inversamente proporcional a la cantidad de impurezas que este contiene.

En definitiva, a la hora de comprar un filamento, el consejo es que no compres el mas barato que encuentres, pues lo pagarás caro. Elige siempre filamentos de marcas conocidas, con respaldo internacional.