12 datos vitales de seguridad alimentaria en la impresión 3D

31 octubre, 2019

La impresión 3D gana cada vez más terreno en varias áreas, especialmente para imprimir objetos divertidos y útiles en 3D. Con eso, surge una gran pregunta junto con el mayor uso de la fabricación aditiva e implica la fabricación de utensilios de cocina, tazas y otros objetos que tendrán contacto directo con los alimentos: ¿qué tan segura es la impresión 3D en esta área?

Las preocupaciones sobre este tipo de aplicación han aumentado a medida que surgen nuevos materiales y componentes en el área, lo que plantea la importante cuestión de qué tan seguro puede ser el contacto de los productos químicos con los alimentos. Y comprender un poco más sobre este tema es de vital importancia para la seguridad alimentaria en la impresión 3D.

Comprender los problemas que pueden surgir cuando se imprime en 3D cualquier objeto que interactúe con los alimentos es importante para mantener la seguridad adecuada en este tipo de fabricación.

1 – Acumulación bacteriana

Este es uno de los principales riesgos con un objeto impreso en 3D que entrará en contacto con algún tipo de alimento. Incluso los objetos 3D más lisos pueden tener pequeñas grietas y espacios para que crezcan y se desarrollen gérmenes y bacterias. Es importante comprender el uso de la impresión 3D en este tipo de fabricación y estudiar la forma del objeto a fondo para que este tipo de problema no ocurra.

2 – Use un sellador apto para alimentos

Una buena manera de evitar la acumulación de bacterias es mediante el uso de algún tipo de sellador epóxico que cubra las grietas en el objeto 3D. Como ejemplo, para el filamento PLA se puede usar poliuretano que se puede encontrar en la mayoría de las tiendas de mejoras para el hogar y promueve una buena manera de cubrir las hendiduras.

3 – Productos químicos en el filamento

Conocer el filamento que se utiliza es uno de los principales puntos de atención cuando se desea producir un objeto 3D que entre en contacto con los alimentos. El filamento ABS se considera inseguro para entrar en contacto con cualquier tipo de alimento ya que contiene productos químicos tóxicos. El filamento de PLA ya que es natural y está hecho de almidón de maíz, se considera seguro para el contacto con los alimentos, siempre que se tenga cuidado con los aditivos para el color, la resistencia y otras características y cambios en el objeto 3D. Por eso lo más recomendable es utilizar el PLA Natural, sin color.

4 – Filamento seguro para contacto con alimentos

Además de las precauciones descritas anteriormente, elegir un filamento seguro para utilizarlos en contacto con alimentos puede ser más fácil cuando se consideran las características y la información del fabricante. La hoja de datos de seguridad del material muestra propiedades químicas y le indicará si el filamento ha sido aprobado o no por el proceso de certificación de alimentos de la agencia reguladora.

5 – Partículas tóxicas en el proceso de impresión 3D

Es importante tener cuidado con las partículas ultrafinas que pueden existir en la superficie del objeto impreso en 3D o en la propia impresora 3D, e inhalar o ingerir dicho material puede causar daños a la salud. Los filamentos de ABS y PLA son grandes emisores de partículas ultrafinas, siendo el ABS más dañino que el PLA, y mantener el medio ambiente en un equipo bien ventilado es una excelente manera de evitar problemas.

6 – No es seguro con lavavajillas

Los objetos impresos en 3D generalmente no se pueden lavar con agua caliente debido al riesgo de deformación causada por las altas temperaturas, lo que hace que sea imposible usar un lavavajillas para realizar dicho lavado. Un punto importante en este hecho es el problema de la acumulación de gérmenes y bacterias, por lo que se debe tener mucho cuidado al lavar algún tipo de objeto impreso en 3D por contacto con alimentos.

7 – Agua tibia y jabón antibacteriano

No usar un lavavajillas no significa que no pueda lavar objetos impresos en 3D. El agua tibia y un buen jabón antibacteriano son excelentes maneras de lavar objetos, reducen el riesgo de deformación de la impresión 3D y eliminan los gérmenes o bacterias de la superficie de la pieza.

8 – Las boquillas pueden contener plomo

El plomo es un metal peligroso que puede causar graves daños a la salud. Las boquillas de extrusión se pueden hacer de acero, aluminio o latón y en el caso de la último material, todavía puede contener trazas de plomo. Idealmente, revise la impresora 3D cuidadosamente y vea qué tipo de boquilla de extrusora se está utilizando y si puede reemplazarse fácilmente. Lo ideal para este tipo de tareas sería utilizar boquillas de Acero Inoxidable.

9 – Use partes inocuas para los alimentos

Para evitar la contaminación de la impresora 3D, es interesante utilizar piezas de acero inoxidable consideradas seguras para su uso con alimentos. Puede parecer una precaución excesiva si se fabrica un solo objeto, pero vale la pena mitigar los riesgos de contaminación. Tanto la cama como el marco de la impresora deberían ser de Acero Inoxidable.

10 – Tener un tiempo de espera de contacto con alimentos

El tiempo en contacto con los alimentos también es algo que debe tenerse en cuenta al realizar la impresión 3D. Si imprime en 3D un cuchillo o un cortador de galletas que no entra en contacto con los alimentos durante mucho tiempo, los riesgos son menores. Si va a imprimir una taza de café o una taza que estará en contacto por más tiempo, se deberian tomar algunas precauciones adicionales.

11 – Seguridad alimentaria en general

Debido a la evolución de la tecnología de impresión 3D, todavía no es posible tener una certificación 100% segura para alimentos. La gran diferencia está en la atención y la toma de decisiones correctas para que los riesgos se mitiguen al máximo. Como ejemplo, usar un objeto impreso en 3D una o dos veces no causará problemas serios, siempre y cuando no se use en exceso.

12 – Elija los materiales adecuadamente

Como siempre, las mejores opciones darán como resultado los mejores y más seguros objetos impresos en 3D para usar con alimentos. Como ejemplo rápido, el PLA puede ser seguro para una taza de café en términos de productos químicos, pero no es el más adecuado para manipular bebidas calientes y puede derretirse. Comprender las fortalezas de cada material es lo más importante para garantizar la seguridad de los alimentos impresos en 3D.

 

 

 

este texto fue extraído y traducido desde (https://all3dp.com/1/food-safe-3d-printing-abs-pla-food-safe-filament/) bajo la licencia CC
All3DP is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

WhatsApp Soporte 3D